Noticias

Presentación El tiempo del gigante

Presentación El tiempo del gigante

Desde hace unas semanas, Carmen Chica y Manuel Marsol son dos personas muy influyentes en esta santa casa. Su desayuno preferido, su chandal de los domingos, sus aperitivos y su primera bici, su botijo, de haberlo, y su crema facial, todo es tendencia y nos apasiona. Ustedes creen que exageramos y les colamos estos exabruptos llevados por un rapto de esos tontos, pero aquí no sabemos el significado ni de "rapto", ni de "exageración", ni de "exabrupto".

Carmen Chica y Manuel Marsol han parido un álbum sin edad y queremos presentarlo junto a ellos el sábado 23 de enero en la galería Mad is Mad de Madrid, donde junto a algunas de las páginas más hermosas del libro podrán verse notas y apuntes que le sirvieron de base. Alberto García Marcos hará de maestro de ceremonias.

http://www.fulgenciopimentel.com/libros/el-tiempo-del-gigante
http://www.fulgenciopimentel.com/autores/carmen-chica
http://www.fulgenciopimentel.com/autores/manuel-marsol

.......................

El tiempo del gigante es un libro sobre el paso del tiempo. Silencioso, en apariencia; inane, en apariencia; tramposo, vibrante y majestuoso, el mundo nos habla al oído y la vida palpita a nuestro alrededor con su infinita variedad. Absorbente, inaprensible e hipnótico, este libro despierta en el niño que se adentra en él la certeza de que ha sentido algo semejante. Niños y adultos somos invitados a recordar que hay un misterio agazapado detrás de las horas más anodinas del día; ese misterio no tiene nombre pero está a nuestro alcance y es una fuente infinita de asombro.

El año pasado

El año pasado

Se hace un resumen del año a través de las portadas de la website y se enseña a las visitas. No están todos los que son, pero esos pocos que ven estaban a comer ese día. Si ustedes nos les compran, ustedes nos den una gran alegría.

Estrenamos catálogo, es un chisme plegable

Estrenamos catálogo, es un chisme plegable

Algo había que hacer. La cubierta es de Los Bravú y es la misma que utilizamos para nuestra antología, "Terry". Estando esa para qué íbamos a usar otra.

En un alarde tecnológico de extraordinaria simpatía, el catálogo se abre y tiene una pocas páginas. Entonces por un lado vienen los libros, con buena parte de las sorpresas que, dios mediante, publicaremos a lo largo de los próximos meses; y por el otro un posterazo que Bendik Kaltenborn nos ha regalado para la ocasión. Uno no, dos, hay dos modelos a cuál más hermoso. Helos:

Se nos olvidó la fecha. Se nos olvidó la dirección. Se nos olvidó la web. Se nos olvidó el teléfono. Vamos, una metáfora perfecta de la vida de estos que les hablan.

Y este es el truco: nos hemos guardado unos pocos catálogos sin plegar para que ustedes engalanen sus casas. Son unos bellezones de 40,4 x 56 cm, impresos en un papel que le copiamos a la Elena Foster y que quita el hipo. Estos días, en la caseta majica del Retiro, la nº 210, le regalamos uno, a elegir, por su compra. Edición limitada, Berni sonriendo mucho rato, noche con estrellas.