Clases de chapín
Clases de chapín

Eduardo Halfon es el príncipe de la omisión, la atenuación y el desenlace.

L'EXPRESS–LIRE

Vistos sus libros en conjunto, Halfon está encadenando una gran novela personal.

ADOLFO GARCÍA ORTEGA

Un chapín es un tipo de sandalia española con alzas, y “chapines” es como se conoce a los guatemaltecos en buena parte de América. Un apelativo de doble uso, a veces arrojado con desprecio, otras esgrimido con orgullo, que nos da una de las claves de este rompecabezas obtenido por decantación. No otra cosa es la literatura en Eduardo Halfon: fragmentos a su imán, el cuento entendido como una forma de biografía íntima y fragmentada. El resto de las claves se halla en cada uno de los títulos de este tríptico esencial: su doble identidad de latinoamericano y judío (triple o cuádruple si contamos EE.UU. y España como patrias de adopción) es el vórtice sobre el que giran todos sus relatos; tradición y otredad, lenguajes inventados; el dibujo como forma de representación, reflejo de la mudez de la infancia. Y la violencia, el espectro de la violencia, la fiesta de la violencia y la destrucción como un valle ignoto y feliz.

Este volumen compila y concluye la trilogía completa iniciada en 2007 con Clases de hebreo, seguida en 2009 con Clases de dibujo y cerrada también aquí con el inédito y magistral Clases de machete, situando este libro en el lugar de privilegio de títulos como El boxeador polaco (Pre-Textos, 2008) y Monasterio (Libros del Asteroide, 2012).

Muchos de nuestros títulos llevan aplicado un descuento del 5%, el máximo permitido por la ley. Dicho descuento está ya contemplado en el PVP que se especifica en la descripción del producto.

Esta página web no cobra gastos de envío dentro del territorio español.

Abril de 2017
Cartoné en tela impresa.
14,3 x 20 cm. 176 págs.
978-84-16167-70-8
19 €